NÉSTOR HERRÁIZ
Médico coordinador de
Ginecología y Obstetricia en el
Hospital Quirónsalud Zaragoza

Comparte este artículo:

“Tengo que calcular bien el coste directo e indirecto de asistir a un congreso, puesto que la formación, las relaciones sociales y la investigación son una inversión interesante, pero ha de ser rentable”

¿Forma parte de alguna sociedad médica/colegio profesional?

Sí, actualmente formo parte del Colegio de Médicos de Zaragoza, algo obligatorio para ejercer esta profesión, así como de varias sociedades científicas, como la Asociación de Ginecología y Obstetricia Aragonesa (AGOA) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), además de otras más específicas.

¿Cuáles son las principales razones para formar parte de esas entidades?

Ante todo, estar colegiado es obligatorio para el ejercicio profesional en sanidad. La pertenencia a asociaciones y sociedades científicas es voluntaria, y estas tienen como objetivo avanzar en el conocimiento específico de la profesión/especialidad médica desde el punto de vista teórico (investigación, elaboración de guías y protocolos; recomendaciones de evidencia…), práctico (talleres y manejo del paciente), científico, jurídico y social (divulgación…).

¿Qué criterios tiene en cuenta a la hora de decidir si asiste a un congreso o no?

En mi caso, que ejerzo la medicina privada como autónomo, tengo que calcular bien el coste directo e indirecto derivado de asistir a un congreso, puesto que la formación, las relaciones sociales y la investigación son una inversión muy interesante, pero ha de ser rentable.

El programa debe ser actual, con ponentes de relevancia y posibilidad de asistir a la presentación de datos o técnicas novedosos. El tiempo del viaje, programa y ubicación del destino deben facilitar al máximo la asistencia, minimizando los costes indirectos de asistir al congreso.

¿Le resulta fácil asistir a los congresos/ simposios/jornadas que le interesan?

En mi caso de autogestión, me resulta fácil asistir a congresos, jornadas de formación, cursos…siempre y cuando sean de elevado interés. En otros medios público/ privados pueden estar limitados a algunas horas específicas por contrato.

¿Recibe algún tipo de apoyo por parte de la industria, el centro hospitalario o la sociedad para asistir a los congresos?

Sí, puedo recibir apoyo por parte de todos los actores citados, siempre y cuando haya un interés mutuo. Este apoyo lo puedo recibir en forma de cobertura para abonar la inscripción a los congresos o servicios de hostelería.

¿Qué opinión tiene de las limitaciones impuestas por las políticas de compliance? ¿Se ajustan a la realidad, facilitan/ perjudican la formación de los médicos?

La política de compliance es fundamental para procurar atenerse a la legalidad. No obstante, en ciertos momentos se aprovecha el aspecto ético del concepto compliance para evitar un sobregasto industrial, que puede ser perfectamente legal.

Esto puede ir en detrimento del objetivo primario de apoyo al profesional que asiste, en tanto la cobertura de sus necesidades (científicas, técnicas, hosteleras…) no queda satisfecha y, por tanto, la experiencia y la relación se resienten.

¿Percibe cambios con respecto a años atrás?

Existen cambios sustanciales con respecto a años anteriores. El primero de ellos es la reducción de eventos científicos y la presencia de la industria en los mismos, que ha aumentado en los últimos años.

Otro cambio es que, desde la pandemia de Covid-19, han aumentado los costes en general de la actividad profesional y ahora es más caro asistir a un congreso o hacer una formación médica.

También se han ido reduciendo las actividades de turismo y ocio, que tradicionalmente iban asociadas al programa científico. Esto afecta incluso a las cenas de confraternización para ampliar las relaciones humanas a todos los niveles.

“Ahora es más caro asistir a un congreso y se han ido reduciendo las actividades de turismo y ocio, incluso las cenas de confraternización”

Por otro lado, la pandemia exigió buscar nuevas formas de comunicación y de teleformación médica, en forma de sesiones/reuniones y congresos virtuales y ahora en formato híbrido.

¿Qué le inspiran los formatos híbridos y el mundo del metaverso en los congresos?

El tiempo es oro para todos los profesionales y los formatos híbridos (congreso presencial + online) son fundamentales para que muchos de nosotros, que no podamos asistir de forma completa, continuemos en contacto con compañeros, debatamos y avancemos en nuestra profesión.

En los últimos años, las redes sociales se han demostrado útiles y hay “papers” publicados sobre el impacto del uso de estas redes a todos los niveles entre profesionales y autoridades y pacientes, desde el punto de vista formativo, clínico, económico y social.

El metaverso puede ser un paso natural del formato online, pero parece que no sustituirá al formato híbrido o presencial.

¿Cómo sería, en su opinión, el congreso perfecto?

En mi opinión, el congreso perfecto debería ser híbrido (presencial y online) con cobertura en las principales redes sociales y divulgación, según el interés del tema abordado. En cuanto a la localización, debería celebrarse en una ciudad céntrica a nivel geográfico en España, que tenga ofertas hostelera y turística atractivas.

Asimismo, debería estar financiado por las autoridades, la industria o las sociedades científicas de una manera completa.

El congreso perfecto también tendría que estar acotado en el tiempo y ofrecer un programa actualizado, con ponentes de renombre y otros más jóvenes, incluyendo debates disruptivos y talleres prácticos. Finalmente, debería incluir alguna actividad de ocio/turismo que favorezca la confraternización, para de este modo, redondear la experiencia.

Dejo de manera opcional, según el interés o ambición del congreso, la participación no solo de los sanitarios pertinentes, sino también de autoridades y pacientes.