La publicación de Grupo PUNTO MICE para el sector asociativo

FRANCISCO ARANCIBIA – Presidente de la Asociación Latinoamericana de Tórax (ALAT)

”Los laboratorios tienen sus propias actividades y restan financiación en la partida que se destinaba a las sociedades.”

FRANCISCO ARANCIBIA Presidente de la Asociación Latinoamericana de Tórax (ALAT)

¿Qué es ALAT y qué tipo de acciones llevan a cabo?

La Asociación Latinoamericana de Tórax (ALAT) surge porque Latinoamérica requería una asociación de neumólogos, cirujanos de tórax y todos los profesionales afines a la neumología, lo que dio nacimiento a ALAT hace más de 27 años. La asociación tiene varios roles, pero uno de los principales es el formativo, cuyo objetivo es educar de forma continua a nuestros miembros.

Durante estos dos últimos años, hemos estado realizando cursos itinerantes de espirometría en todos los países de Latinoamérica. Estas formaciones incluyen parte teórica y práctica, destinadas a capacitar a todos los profesionales de la salud respiratoria en la interpretación de la herramienta.

Además, también en estos dos últimos años, cada uno de nuestros 17 departamentos –clasificados según las patologías específicas– conmemora su enfermedad concreta, para crear conciencia de su importancia y cómo prevenirla –cuando es posible– o tratarla –si se puede–. Y esto lo hacemos a lo largo del año en fechas concretas como el día del cáncer, del sueño, de la tuberculosis…

Por otro lado, también organizamos webinars, que tienen un rol informativo y educativo para nuestros miembros, en los que damos a conocer temas muy específicos, pero muy relevantes para el desarrollo de la especialidad.

¿Cuál es su modelo de financiación?

Es mixto, tenemos cuotas de los socios y apoyo por parte de la industria, que nos financia actividades o congresos, en los que les otorgamos participación. Por ejemplo, en el próximo Congreso ALAT, que tendrá lugar del 10 al 13 de julio en Chile, pueden participar las empresas con un stand, un simposio que sea de su interés…

¿Qué representa el congreso y por qué formato optan?

El Congreso ALAT es la principal actividad de nuestra asociación. En en un principio era presencial, con una asistencia entre los 1.500 y los 2.000 delegados, manteniendo un buen crecimiento. Pero llegó la pandemia y se frenó, así que tuvimos que recurrir al formato online, con el que también despertamos bastante atención y conseguimos una asistencia satisfactoria. Fue una revolución, porque de repente se transformó todo en algo virtual.

En este momento estamos apostando por volver a la presencialidad, aunque un tercio de nuestras charlas se transmiten en streaming para que quienes no pueden asistir físicamente también tengan opción de participar.

¿En qué se basan para elegir destino?

Como Latinoamérica es muy extensa y tiene distintos climas según los hemisferios, tratamos de hacerlo un año en el norte y otro en el sur, así vamos distribuyendo los destinos de la forma más homogénea posible. El año pasado tuvo lugar por primera vez en República Dominicana y, aunque fue todo un desafío, salió todo muy bien. Este año lo celebramos en Chile, concretamente en Santiago de Chile, y uno de los motivos de haber elegido este destino es que yo soy del país y este año termina mi gestión como presidente, así que es un buen broche final.

¿Reciben algún tipo de ayuda por parte del gobierno u otros actores locales? ¿Es relevante a la hora de elegir destino?

La verdad es que no, la financiación viene por otra vía y no hemos tenido apoyo del gobierno. Hay algunas instituciones que ayudan a promocionar el destino para atraer congresos, pero es más la ilusión la que nos ha hecho elegir a Chile como sede este año.

¿Les resulta fácil conseguir patrocinios de la industria?

Cada vez es más difícil conseguir financiación para estas actividades y requiere mucho esfuerzo. Los laboratorios tienen sus propias actividades, cursos, foros, etc. y, por tanto, restan financiación en la partida que se destinaba a las sociedades.

En general, también ha disminuido el número de patrocinios y eso hace que el precio de las inscripciones sea más elevado. En congresos europeos y americanos, están por encima de los 1.000 dólares si no eres socio, lo que significa que son muy costosos.

Nosotros hemos podido mantener valores que representan un cuarto de esa cifra, situándonos en los 200-250 dólares y esperamos que siga así. Pero no es fácil, porque dependemos mucho de esta financiación para cubrir los gastos del evento.

¿Qué peso tiene la sostenibilidad a la hora de elegir proveedores? ¿Exigen certificados?

Sí, cada vez se tiende, por ejemplo, a usar menos papelería y se apuesta más por lo digital. En lugar de dar un folleto impreso, se envía un correo electrónico o un WhatsApp con la información adecuada.

Todas las sociedades que formamos parte de FIRS (Foro Internacional de Sociedades), del que forma parte ALAT, aplicamos este tipo de prácticas porque es la tendencia actual: cuidar del medioambiente y hacer todo lo posible por salvaguardarlo. No siempre es posible, pero lo intentamos.

Como esto es algo que se está instaurando recientemente y se está trabajando en ello, por el momento no es un factor decisivo. Hay que tener en cuenta también que todo lo relacionado con la sostenibilidad a veces encarece los costes.

¿Qué tienen en cuenta a la hora de desarrollar el programa de sus congresos?

Tenemos 17 departamentos y pedimos a cada uno de esos departamentos –que cuentan con un director y un subdirector– que desarrollen su propio programa. Son totalmente independientes a la hora de desarrollarlos, pero todos tienen en común que siguen los últimos avances científicos y la información, por tanto, los programas están muy actualizados en relación a lo que está ocurriendo en materia de medicina.

Este año nos estamos enfocando en el cáncer de pulmón. La segunda edición de la Cumbre Iberoamericana de Cribado de Cáncer de Pulmón tendrá lugar dentro de nuestro congreso. En 2023 se celebró en Granada (España) la primera cumbre, en el marco del 56º Congreso Anual de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Este trabajo conjunto es muy relevante para nosotros, en cuanto a que representa una oportunidad para intercambiar conceptos, ver los avances y progresar en un diagnóstico más precoz del cáncer de pulmón.

¿Es relevante el programa lúdico a la hora de que los asistentes se decidan a asistir? Si es que sí, ¿qué propuestas resultan más atractivas?

Sí, es importante incluir alguna actividad de este tipo. Por ejemplo, para nuestro Congreso ALAT de este año, estamos viendo la posibilidad de organizar una pequeña maratón. También contamos con actividades sociales como las que tienen lugar durante la inauguración, cuando se produce un intercambio entre los asistentes, y la cena del presidente, a la que se invita a algunos profesores.

Asimismo, incluimos a la asociación de pacientes de Latinoamérica en alguna actividad, porque su opinión y el acceso a los medicamentos también es importante para nosotros.

Linkedin FRANCISCO ARANCIBIA

Edición 2 - LATAM | Entrevistas LATAM | Sociedades / Asociaciones LATAM

Comparte este artículo: